Consejos sencillos para practicar el autocontrol de tus finanzas

El primer paso es leer y aprender todo lo que puedas sobre el dinero. No es necesario profundizar en un territorio complicado; solo intenta obtener una comprensión sólida sobre el crédito, el ahorro de dinero, la gestión de deudas y la inversión, cosas que pueden ayudarte a crear riqueza. De esa manera, obtendrás una mejor comprensión de lo que necesitas hacer exactamente para cambiar tus hábitos.

Para muchos de nosotros, el problema no es que no tengamos suficiente dinero. El problema es que tendemos a gastarlo todo tan pronto como lo conseguimos, y sobre todo en cosas que no necesitamos. Una gran forma de evitarlo es monitorear nuestro dinero con plataformas de pago como Paxum, con la que puedes ahorrar y ver también en qué gastas, para luego planificar mejor.

billetera sobre una mesa

Ponte emotivo

Cambiar tu actitud sobre el dinero es algo que realmente debes querer hacer. No puedes ser indiferente al respecto. ¿Estás de verdad molesto porque no pudiste pagar tu tarjeta de crédito este mes porque derrochaste dinero en un iPhone y terminaste arruinado? ¿Te arrepientes de haber gastado 200$ en zapatos que no te quedaron bien pero nunca los devolviste? ¿Te resulta difícil creer que gastaste 100$ este mes en dulces y refrescos? Usa estos errores de dinero a tu favor. Piensa en todas las malas decisiones financieras que has tomado y úsalas para hacer cambios. Si sientes molestia por tus hábitos de gasto, te sentirás más obligado a cambiar.

Crea un presupuesto

Crea una hoja de cálculo de Excel que enumere claramente todas tus facturas y gastos mensuales. Incluye los servicios públicos, los alimentos, la hipoteca, los pagos del carro, la guardería: todo en lo que gastas dinero cada mes. El siguiente paso es decidir cuánto puedes permitirte gastar en cada categoría cada mes. No quieres privarte, pero si gastas 500$ al mes en comida rápida, definitivamente deberías considerar reducir. Tu presupuesto debe actuar como tu plan de gastos para que puedas desarrollar el autocontrol.

Para de poner excusas

Es posible que tengas intenciones de pagar la deuda, pero tal vez surgió algo más. En su lugar, tienes un coche nuevo. Tu banda favorita vino a la ciudad y compraste entradas para conciertos. Deja de inventar razones por las que no puedes pagar tu deuda. Toma el control de tu futuro financiero. Es posible que tengas que hacer algunos sacrificios ahora, pero verás las recompensas en el futuro cuando estés libre de deudas con decenas de miles de dólares en ahorros.

No uses créditos

Si tienes problemas de autocontrol, las tarjetas de crédito simplemente empeoran las cosas. Déjalas en casa, o mejor aun, córtalas, hasta que puedas controlar tus finanzas. Si usas tus tarjetas de crédito para todo, simplemente estás cediendo a la tentación y haciendo que tus problemas financieros se intensifiquen. Paga tus compras con tu dinero y comenzarás a tener una idea más clara de lo que estás comprando exactamente.